Cómo mantenerse dentro del presupuesto

Como profesional de la arquitectura cada idea o concepto, en el desarrollo de un proyecto o construcción, debe mantenerse dentro del presupuesto establecido, por el cliente.

En ocasiones los clientes desean ideas que sobrepasan sus presupuestos, en estos casos, el truco es convencer al cliente de otras opciones similares a las que haya pensado, pero que tengan costos menores. Para eso muchas veces debes trabajar con el contratista y buscar la mejor solución para el cliente. 

A continuación te presentamos como hacer un presupuesto de obra eficaz¬:

Tener muy claro el tipo de costes generados en la obra.

A la hora de hacer un presupuesto de obra, se deben considerar los siguientes elementos, los cuales implican costos específicos:

Mano de obra implicada en la ejecución del proyecto. 

Materiales a necesitar. Es importante tener un detalle exhaustivo de todo lo que se va a precisar.

Materiales auxiliares o materiales accesorios. Que servirán para cubrir posibles dificultades de montaje, así como el material de base que es igualmente necesario: cinta aislante, tornillos, bridas, etc.

En resumen, lo realmente importante es ser capaz de definir el desglose del proyecto a nivel de materiales, a nivel de mano de obra y a nivel de accesorios. Así, se pueden tener controladas todas las partidas asociadas a costes de ejecución.

 

Revisar y recalcular los números: ¿Estamos haciendo un presupuesto rentable?

Este es el momento para realizar el cálculo final de un presupuesto de obra. Las partidas se revisan una a una para asegurar que se están teniendo en cuenta todos los elementos necesarios y que estamos aplicando el margen de beneficio que nos interesa. 

Proyecto de ejecución.

Lo primordial para obtener un precio cerrado al máximo con un constructor es contar con un proyecto que defina, al detalle, cada sistema constructivo y material en cada milímetro del mismo.

Esto implica también que las mediciones tengan una afinidad del 100% con los planos para que no haya problemas en el futuro y para que el diseño sea completo. Lo cual no implica un proyecto caro, pero la experiencia nos dice que para construir algo bien, caro o barato, hay que tener un buen proyecto. Esto es fundamental y es realmente la especialidad de los arquitectos. 

Asistencia técnica en la dirección. 

En esta fase, el papel del arquitecto tiene bastante amplitud. Desde la aclaración de las dudas del constructor en la interpretación del proyecto, la facilitación de informaciones complementarias al proyecto elaborado, hasta ayudar al propietario en la verificación de la calidad de los materiales y de la ejecución de los últimos trabajos.

Para que las obras tengas resultados eficaces se necesita de una adecuada planificación, de esta manera el presupuesto destinado a la obra cumplirá con su objetivo cubrir el proyecto total y obtener resultados satisfactorios.