Construyendo mejores escuelas: 6 maneras de mejorar el espacio de aprendizaje

Actualmente los colegios y escuelas proporcionan un modelo de aprendizaje a tiempo pleno, lo cual extiende el tiempo que el estudiante pasa en la institución. Los niños y jóvenes pasan la mitad de su tiempo o incluso más en estos lugares, incluso más que en sus propios hogares, he ahí la importancia de ofrecerles espacios con altos rendimientos y que puedan cubrir todas sus necesidades de aprendizaje.

La forma en que están construidos estos lugares, el diseño, iluminación o ventilación se vuelven factores claves, para un adecuado aprendizaje, así como para una mejor salud y el bienestar general de los niños y jóvenes.

Por ello este día queremos presentarte 6 maneras de cómo mejorar el espacio de aprendizaje para que cumpla no solo el objetivo de educar sino también de crear un ambiente amigable de desarrollo integral:

 

Luz natural:

Está comprobado que la luz natural trae un efecto positivo en el estado anímico de las personas, así como para mejorar la productividad de nuestras actividades, por ello son importantes dentro de nuestros espacios de aprendizaje.

Más luz natural es igual a mejor aprendizaje, por ello tener un tragaluz bien diseñado en las sala de clases o ventanas en sus aulas, donde entra la luz, ayuda a aumentar la concentración y la agilidad de los estudiantes.

Asegúrate que el diseño de la escuela tenga variedad de espacios en el cual la luz del día, sea la fuente de luz principal durante la mayor parte de las horas de actividad dentro de los espacios.

Selecciona sistemas de protección solar que garanticen un alto nivel en la calidad de la luz del día, manteniendo las vistas hacia el exterior.

Concéntrate en los espacios más utilizados de la escuela, e invierte en soluciones de luz natural para aquellos espacios donde estén mayoritariamente los estudiantes, dejando áreas un poco más oscuras dentro de la sala si es necesario.

Integra soluciones arquitectónicas exitosas de luz diurna en el diseño general de la escuela, combinando las ventajas de las ventanas de fachada como de techo.

 

Ventilación interior adecuada:

Es incomodo estar en un salón cerrado con otras personas, donde el vapor entre unos y otros hace más caliente el lugar, estudiar así, muchas veces se vuelve un factor de distracción. Por ello hay que adecuar la ventilación al lugar para que el diseño del aula ayude a los estudiantes a mejorar.

Haz que la estructura de los espacios permita la abertura de las ventanas y la ventilación de las aulas durante las clases. Lo ideal es la ventilación natural. Pero muchas veces el lugar no cuenta con un espacio exterior con un clima natural, por ello los sistemas de ventilación mecánica pueden garantizar un nivel óptimo de calidad del aire.

Las soluciones híbridas pueden combinar las ventajas de la ventilación tanto natural como mecánica.

 

Acústica:  

Una función importante para mejorar el tiempo de aprendizaje es que los salones cuenten con protección del ruido exterior no deseado. El aislamiento acústico es un parámetro importante dentro de los componentes de una escuela, ya que el ruido exterior distorsiona, molesta y evita la concentración. 

Nuestra percepción juega un papel importante en la identificación de lo que escuchamos, clasificándolo como sonido positivo o ruido negativo. El ruido no deseado es irritante o molesto, y en circunstancias severas es perjudicial. La percepción auditiva cómoda y la ausencia de ruidos intrusivos de fondo son vitales para permitir la comunicación y la concentración de los alumnos en las aulas.

 

Ventanas:

Es adecuado el diseño de ventanas de fachada y de techo, para permitir un flujo de aire eficiente a través del espacio. por ejemplo con una ventilación cruzada o tipo efecto de chimenea.

Integra soluciones efectivas de protección solar en el diseño de la escuela mediante la interrelación de la calidad del aire, la temperatura, las vistas y la luz natural con un enfoque interactivo.


Diseño del espacio:

 Las aulas bien diseñadas pueden mejorar el progreso de aprendizaje de los estudiantes, las aulas flexibles que cuentan con sillas, cojines, sillones o accesorios diferentes a lo que existe en un salón normal, atrae a los niños y jóvenes a participar en el proceso de enseñanza.


Estimulación:

Si bien la estimulación, el color y la complejidad visual son importantes para crear un ambiente de aprendizaje vibrante en las aulas, es importante tener un equilibrio, la poca estimulación así como la excesiva estimulación es contraproducente para los estudiantes.

Lo adecuado es ambientar el lugar visualmente, según las actividades que se realizan, si el espacio está enfocado al estudio o lectura, se necesitan elementos visuales y colores claros sin tantos diseños, pero si el objetivo es la realización de actividades grupales y de participación, los colores más cálidos y diseños más vistosos quedan perfecto.

Toma en cuenta estos elementos, al momento de remodelar o construir una escuela, de esta manera estarás beneficiando a los estudiantes a que potencies sus habilidades y destrezas de la mejor manera posible y sobre todo a que el proceso de aprendizaje sea óptimo. 

Y recuerda que en Duralita contamos con los mejores techos diseñados específicamente para cubrir todas las necesidades de durabilidad, calidad, climatización y acústica que una escuela necesita.

Si estás pensando en renovar el techo de una escuela, o cambiarlo por completo, nuestra marca Ondulit es una excelente opción ya que reduce la temperatura entre 8 y 12 grados celcius y el ruido en 28 DB.

¡No esperes más para obtener un techo de calidad! Mejor visita Duralita y compruébalo ya.