El Color del Año

Cada año Pantone se encarga de elegir el color del año, y en esta ocasión la opción elegida ha sido el Living Color, el cual simboliza la naturaleza e iluminación, es sutil y animado.

Si deseas aportarle energía y dinamismo a un espacio de tu hogar este color es el elegido. A pesar de que a primera vista puede parecer difícil de incorporar en paredes, muebles o en generar la decoración del hogar, ¡si es posible! A continuación te mostramos como:

Destaca una zona en particular:

El Living Color, es un tono un tanto fuerte y en grandes cantidades puede verse demasiado saturado o sobrecargado, para evitar eso lo recomendado es pintar una zona, una, dos paredes o un espacio y para equilibrarlo opta porque el resto de paredes tengan colores neutros por ejemplo en gama de tonos blancos.

Agrega a los espacios detalles en este tono:

Si no quieres vestir por completo las paredes, puedes optar por incluir el Living Color en la decoración mediante marcos, velas, alfombras, cortinas o jarrones. También lo puedes incluir en mantas o cojines para cubrir la mesita de sala, comedor, dar color al sofá u otro mueble. Así harás que un espacio aburrido se transforme a una más dinámico y energético.

Prueba con los estampados de pared:

Es otra opción para aplicar si no queremos pintar del todo una pared en este color, elige el estampado que mejor te guste, los hay con figuras de flamencos, flores o formas geométricas, y también en diferentes texturas, pudiéndolo usar también en el salpicadero de la cocina o los azulejos del baño.

Adornos florales:

Como anteriormente te comentábamos, el color Living Coral evoca indudablemente a la naturaleza. Así que mejor manera para destacarlo que a través de adornos florales en los distintos espacios del hogar. La presencia de elementos vegetales hace que los espacios cobren vida y personalidad y esta es una buena fórmula para crear un ambiente de energía y calidez.

Combinación con otros colores:

Una de las grandes ventajas de este color, es que puedes combinarlo con diferentes tonos, entre madera, azules marino, verdes, grises y dorados, son la mejor opción para conseguir un equilibrio cromático, pero también lo puedes hacer con texturas.

Sin duda el color Living Coral tiene mucho que aportarnos en la decoración de los espacios, sabiendo aplicarlo crearemos un excelente ambiente con mucha energía e iluminación, así que:

¡Atrévete a experimentar con colores en tu hogar con accesorios, paredes y hasta techos! ¡Te encantará!